Joyería sostenible, en qué consiste

El término «joyería sostenible» lleva tiempo siendo un término acuñado por los que ven en la joyería un nuevo modelo de sostenibilidad.

Se refiere a cualquier tipo de joyería que se crea o se fabrica sin agotar los recursos de la tierra. Además, el uso de este tipo de joyería también tiene que ver en ocasiones como una alternativa de cara a los consumidores a adquirir elementos de joyería a un coste más reducido.

El concepto de la joyería sostenible ha dado mucho que hablar últimamente porque mucha gente está empezando a darse cuenta de que, al elegir este tipo de joyas, no sólo se está ayudando al planeta, sino que se toma más conciencia de la importancia de lo que se denomina “las 3 R”: reducir, reutilizar y reciclar.

La joyería sostenible está despegando, y cada vez hay más joyeros que anuncian que son ecológicos. Desde el uso de metales reciclados hasta la utilización de piedras preciosas creadas a partir de fuentes sostenibles, como el granate.

Hay muchas razones por las que la industria de la joyería se está alejando de los metales dañinos y acercándose a los metales y gemas más naturales. Incluso los metales preciosos como el oro y el platino están empezando a hacer el cambio.

Y esto es también gracias a los consumidores, que son conscientes de la situación que vive nuestro planeta y quieren tomar parte.

Sea cual sea el tipo de joya que elijas, si no la creas con joyería sostenible, no estás poniendo de tu parte para salvar el planeta.

Al ser ecológico, estás ayudando a mejorar el medio ambiente y a hacer del mundo un lugar mejor. 

Muchas personas se sorprenden al saber que no sólo algunas piedras preciosas son mejores para nuestro mundo, sino que algunos tipos comunes de joyas también pueden ser sostenibles. 

Echa un vistazo a los metales reciclados como la plata de ley, la turquesa y la joyería de hematita; muchas líneas de joyería están empezando a utilizar este tipo de materiales reciclados en lugar de los habituales metales niquelados.

La joyería verde y de sostenibilidad es cada vez más popular, ya que los fabricantes están comprendiendo que la mejor manera de ser bueno para el planeta es ofrecer joyería verde de todo tipo.

Ventajas de la joyería sostenible

Una de las mayores ventajas en el uso de la joyería sostenible o reciclada es que es mucho más benévola con el medio ambiente, además de como hemos dicho antes, permite ahorrar algo de dinero a quienes se hacen con este tipo de joyas.

Hay muy pocos materiales y metales que no sean biodegradables o reciclables, por lo que con este tipo de joyería, no solo no se causa daño al medio ambiente, como lo podrían hacer otro tipo de materiales, sino que se contribuye a un entorno en favor de la sostenibilidad.

La joyería sostenible no solo tiene que ver con las joyas o materiales utilizados que se colocan en el engarce, sino que también va ligada a los distintos tipos de packaging, de modelos de envoltorios y materiales utilizados para proteger la pieza de joyería.

El abusivo uso de plásticos ha llegado a un punto extremo en el que pueden pasar cientos de años hasta que algunos materiales se descomponen, y cuando lo hagan, es muy probable que sea peor, puesto que se liberan gases y toxinas nocivas para el medio ambiente y los seres vivos.

Una de las principales ventajas del uso de metales reciclados es que seguramente seas capaz de encontrar piezas hermosas de joyería que durarán muchos años. 

La gran mayoría de estas piezas de joyería se crean utilizando sólo metales preciosos, y como resultado, no contienen ninguno de los elementos nocivos que pueden causar daño al medio ambiente.

Joyas sostenibles

Al buscar una pieza de joyería sostenible que sea perfecta para ti es importante prestar atención al tipo de metales que se utilizan. Esto te ayudará a asegurarte de que tienes una pieza de joyería que se adapta a tu estilo de vida y que también coincide con el estilo que deseas llevar para cada situación.

Las joyas recicladas o sostenibles pueden crearse a partir de diferentes metales preciosos, como el oro, la plata, el platino, el titanio y, a veces, también el cobre. 

Algunos joyeros crean piezas utilizando platino, titanio y otros metales más raros, y a menudo se puede encontrar una combinación de diferentes metales que son capaces de crear verdaderas joyas.

Además, también se pueden encontrar piezas hechas con materiales como el marfil, el yute, fibras de coco, hueso, cuerno, e incluso bambú.

La mayoría de las fibras naturales son biodegradables, lo que las convierte en algunas de las piezas de joyería más respetuosas con el medio ambiente que existen en la actualidad. 

En Bernat Rubí ya nos hemos concienciado y nos hemos lanzado al mundo de la joyería sostenible. ¿Y tú, qué esperas?

 

Suscríbete y obtén un 15% de descuento en tienda online y física

Permanece al día de nuestras novedades y promociones
¡Déjanos tu email y te avisaremos!