Los pedidos se servirán a partir del 3 de septiembre

Suscríbete y consigue 15%dto

¿Necesitas ayuda?

Los pedidos se servirán a partir del 3 de septiembre

Suscríbete y consigue 15%dto

At. cliente 93.444.00.28 / 09:30-21:00h

Portada » Blog » Piedras preciosas » Calidad y valor de los diamantes: Las 4 C

Calidad y valor de los diamantes: Las 4 C

El diamante es la piedra preciosa más conocida, deseada y valorada tanto por joyeros como por cualquier persona. Ha sido la piedra favorita de muchísimas actrices, reinas, princesas y toda persona que lo tenga en su poder puede apreciar su belleza con tan solo verlo.

Sin embargo, como pasa con muchas piedras preciosas y semipreciosas, es complicado saber exactamente su valor si no eres un joyero o un gemólogo, por eso debes tener en cuenta las llamadas 4C que explican la calidad de cada diamante: Carat, Clarity, Color y Cut.

CARAT (PESO)

Seguramente te suena haber oído hablar de los famosos quilates de los diamantes, pues bien, un quilate o carat es el peso del diamante en sí. Cuanto más grande es la piedra de diamante, más quilates tendrá y eso también se verá reflejado en su precio. Por ejemplo, en un anillo solitario de diamantes los quilates pueden oscilar muchísimo, desde los 0,25 hasta el quilate o incluso más, dependiendo de lo grande que quieras que se vea y del dinero que quieras gastar.

CLARITY (PUREZA)

Con ‘Clarity’ nos referimos a pureza, es decir, la cantidad de imperfecciones que puede presentar este diamante. Esta escala de imperfecciones se basa en el número y lo visibles que sean estas impurezas.

¿Y qué puede ser una imperfección? En un diamante estaríamos hablando de pequeñas rayitas, fracturas o golpes en el caso de las imperfecciones externas. En cuanto a las internas, serían inclusiones opacas, puntos o fracturas en el interior del diamante, lo que es mucho más difícil de corregir. La escala de pureza tiene diez niveles, y según la cantidad de impurezas que tenga también será más caro o más barato.

COLOR

Aunque estamos acostumbrados a ver los clásicos diamantes semi transparentes, lo cierto es que existen algunas rarezas como grandes diamantes rosas, azules o amarillos, como el que lució Lady Gaga en la gala de los Óscar.

Pero la verdad es que la mayoría de los diamantes no presentan estos colores, sino más bien presentan una base entre amarilla o marrón. Para establecer exactamente el color de un diamante, los joyeros utilizan una luz blanca que contiene todos los tonos de luz visible y siempre sin contaminación de otras luces. En este caso, los diamantes que tengan un color más blanquecino serán más valiosos, aunque también están los llamados diamantes ‘Fancy’ que presentan estas tonalidades tan curiosas que superan la escala de color.

gargantilla personalizada con inicial de oro y diamantes

CUT (CORTE)

Y por último, el corte o talla. Cuando hablamos de la talla de un diamante nos referimos a la forma geométrica que tiene esta piedra, por ejemplo talla brillante, talla baguette, talla antigua, esmeralda, princesa u oval, entre otras.
La más famosa es la talla brillante, que no debe confundirse con otro tipo de diamantes, como a veces pasa. Un brillante es un diamante tallado en forma de brillante, es decir, de manera que entre toda la luz por la parte superior consiguiendo así un brillo espectacular.

Lo más importante antes de adquirir un diamante por tu cuenta es que acudas a un joyero especializado que pueda explicarte cuál es el valor de tu pieza. Te podrá explicar estas 4C en el diamante en concreto que te interese y obtendrás un certificado de calidad. Y si ya estás decidido a comprar un diamante, puedes echar un vistazo a nuestra colección de anillos de compromiso y darle una sorpresa a tu pareja.

  • Suscríbete dejando tu mail y disfruta de un 15% de dto en tu primer pedido

    Permanece al día de nuestras novedades y promociones
    ¡Déjanos tu email y te avisaremos!

preloader