El rodio es un tipo de mineral de color blanco plateado, se representa Rh en la tabla periódica de los elementos y destaca por ser el metal precioso cuyo coste es más elevado en todo el mundo. 

Su descubrimiento fecha de principios del S.XIX a manos del físico y químico William Hyde Wollaston, quien también descubrió otro elemento químico, el paladio.

Además, debido a su dureza se deben emplear ácidos muy potentes para poder disolverlo. Es altamente popular ya que ofrece un brillo y un alto nivel de reflectancia que lo hacen único.

Debido a que este mineral no se encuentra tan fácilmente en la naturaleza, puesto que se obtiene de otros minerales como pueden ser el níquel o el platino, el rodio vale 6 veces más que el oro.

Tal vez ahora te preguntes, ¿y eso cuánto es? Bueno, aquí te dejamos una de nuestras publicaciones de finales de 2019 en las que te contamos cuánto cuesta el oro.

Puesto que es un mineral de un coste tan elevado, no se acostumbran a hacer joyas puramente del mismo, aunque las hay, por supuesto.

Pero es por eso que, gracias a su función estética y su aspecto brillante, cumple una gran función protectora en la mayoría de joyas gracias a los conocidos como baños de rodio.

Baño de rodio: qué es

Pero claro,  debemos saber qué es el baño de rodio y cómo se realiza, ¿no crees?

El baño de rodio consiste en un proceso realizado por un tratamiento de electrólisis al que se somete la joya, de modo que esta queda sumergida y recubierta por una capa del mismo material. 

Todas aquellas joyas que se han sometido a un correcto baño de rodio tienen la garantía y la certeza de ser piezas inocuas para las personas.

Además, al rodio se le considera un metal hipoalergénico, con lo cual es una muy buena opción para regalar cualquier tipo de joya, ya que tras previo baño no cometeremos el fallo de que esa persona sea susceptible de una alergia.

La intención del rodio no es más que ofrecer un mejor aspecto a las joyas, otorgándoles una apariencia más nueva, más brillante e intensa en sus acabados. 

Además, tal y como indicamos en una de nuestras publicaciones anteriores sobre cómo limpiar el oro blanco, el rodio es un componente estupendo para fortalecer nuestras piezas de joyería, ya que es una capa más de protección que se añade a la pieza.

Se puede dar un baño de rodio de manera periódica a nuestras joyas, puesto que con el paso del tiempo éstas se oxidan. También es probable que, con el uso, las rozaduras y distintos lavados también se vean afectadas.

Por eso, una de las ventajas que ofrece este metal es la posibilidad de volver a dar vida a nuestras joyas tras un baño. Otorgando nuevamente ese aspecto de nuevo y reluciente.

Por eso es tan popular en joyas como los anillos de oro blanco puesto que permiten rejuvenecer y devolver a su máximo esplendor las joyas de este tipo de oro.

Además, el rodio ofrece la posibilidad de cambiar el aspecto de nuestras joyas. 

Efectivamente, puedes realizar un tratamiento por ejemplo de rodio a un anillo de oro, convirtiéndolo en un fantástico anillo de oro negro el resultado será espectacular y muy bonito, otorgando un aspecto sobrio, capaz de combinar con todo y por supuesto, muy elegante.

Joyas con baño de rodio

Las joyas con baño de rodio se han convertido en una opción popular para muchas personas que quieren añadir algo de elegancia a su atuendo sin tener que gastarse una gran cantidad de dinero. Es una alternativa algo más económica que te dará la apariencia de plata cara sin pagar un altísimo precio. Lo principal que hay que recordar sobre este tipo de joyas es que normalmente sólo se bañan con rodio para conseguir el efecto de acabado deseado. La mayoría de las veces, el baño se realiza en la parte posterior de la pieza, y no en la parte delantera.

Sin embargo, antes de que te apresures a comprar tus propias joyas con baño de rodio, es importante recordar que la mayoría de las joyerías y joyeros no pueden garantizar que los metales utilizados en la fabricación de las joyas sean puros. Esto significa que aunque puedas estar consiguiendo un precio de ganga, hay siempre una posibilidad que algo podría estar mal con la joya con baño de rodio que estés comprando. Por lo tanto, es importante comprobar la calidad de los metales que la joyería usa antes de comprarlo. Para encontrar joyas con baño de rodio fiables y de primerísima calidad, podéis contactar directamente con nosotros para que te asesoremos.

¿Cuánto cuesta un baño de rodio a un anillo?

Si alguna vez te has planteado compra un anillo bañado en rodio, es posible que te hayas preguntado cuánto cuesta un baño de rodio a un anillo. La respuesta puede sorprenderte. Si acabas de empezar con tu colección de anillos, sería conveniente que primero investigaras por tu cuenta antes de ir a comprar un anillo bañado en rodio. No hay nada de malo en hacer un poco de deberes con antelación. Nunca se sabe, puede que te sorprendas de cuánto dinero cuesta realmente al comprar un anillo en una joyería de confianza como Bernat Rubí.

Hay muchas razones por las que un anillo de boda bañarse en rodio. Sin embargo, la mayoría de las veces se debe a que el material es demasiado caro para producirlo en grandes cantidades. Otras veces el metal puede oxidarse durante el proceso de diseño. Esto puede ocurrir durante el proceso de diseño o una vez que el anillo ha sido completado y enviado al fabricante para su acabado. Aunque estos casos son raros, ocurren y pueden afectar al precio del anillo. La mejor manera de evitar tener que averiguar cuánto cuesta el rodiado de un anillo normal o de boda es asegurarse de tener en cuenta todos estos factores antes de comprar tu anillo. En Bernat Rubí solo utilizamos la máxima calidad del mercado para elaborar nuestros anillos, por lo que no tendrás que preocuparte por ninguna de estas hipotéticas situaciones.

Baño de rodio casero

El rodiado casero se está convirtiendo en un hobby muy popular para muchas personas. Si estás interesado en aprender cómo hacerlo, lo primero que debes saber es que no es tan difícil como algunos de los procesos de fabricación de joyas que la gente puede realizar en su casa. Mientras que muchos de los materiales y de las fuentes que necesitarás se encuentran en cualquier almacén o tienda local de arte o plástica, hay algunas cosas que necesitarás que serán más difíciles de encontrar. Para proteger correctamente tu joyería con baño de rodio casero contra el deslustrado, necesitarás tener un cierto tipo de solución de la galvanoplastia. La manera más fácil de averiguar esto es simplemente verter un poco de la solución en una bola de algodón y ver si aparecen manchas.

Cuando se trata de un metal precioso, hay que asegurarse de protegerlo lo mejor posible. Hay dos formas diferentes de hacerlo, pero ninguna es mejor que la otra. Si estás buscando una forma de proteger tu baño de rodio casero para que no se deslustre, entonces te recomendamos comprar una solución de chapado especialmente diseñada para evitar el deslustre. De lo contrario, si quieres proteger tu baño de rodio de los elementos que lo puedan deslustrar, también puedes ponerle unas gotas de aceite de oliva o aceite de coco en la joya y dejar que repose durante unos días.

Anillos Bernat Rubí

Suscríbete y obtén un 15% de descuento en tienda online y física

Permanece al día de nuestras novedades y promociones
¡Déjanos tu email y te avisaremos!