Pendientes de bebé, primera puesta

Hay un gesto en la vida de todos los padres que les marca. Y este es ni más ni menos el que hace referencia a los pendientes de bebé, la primera puesta.

Un recién nacido siempre es sinónimo de alegría y emoción, pero también de decisiones importantes, así que saber qué tipo de pendientes de bebé son los más adecuados para su primera puesta. 

Por tradición, cuando nace una hija se le suelen hacer agujeros en las orejas para los pendientes. Este hecho se lleva a cabo a tan temprana edad debido a que de ese modo causa menos trauma al bebé, restando dolor y siendo algo “fácil de olvidar”.

No obstante, el uso de pendientes en los bebés, por norma general en las niñas recién nacidas, es un elemento estético que nos acompaña hasta el día de hoy.

Sin embargo, el uso de pendientes en la actualidad, pese a esta tradición, se ha vuelto algo más como una elección de la propia persona y muchos son los padres que optan por esperar a que su hija decida si quiere o no llevarlos.

Pero el hecho de que muchas familias sigan realizando esta práctica para su recién nacida puede provocarles muchas dudas. Al fin y al cabo los pendientes de mujer son un elemento estético característico de esta figura cuya intención es la de resaltar la belleza de la misma y trabajar como accesorio estético.

Cómo elegir los pendientes de bebé

En el caso de que tú y tu pareja seáis padres primerizos, seguro que tendréis muchísimas dudas al respecto. Así que en Bernat Rubí hoy estamos decididos a ayudarte a elegir los pendientes de bebé que mejor vayan para vuestro recién nacido y qué tipos elegir.

Aspectos como el tipo de material, el tamaño o el cierre pueden ser algunas de las incógnitas a tener en cuenta y que son algunos de los temas que más dudas generan, al igual que si nuestro bebé necesitará algún tipo de cuidado o cura posterior

Material de los pendientes de bebé en la primera puesta

El material de los pendientes de bebé para la primera puesta es muy importante, ya que los recién nacidos tienen la piel muy sensible.

Lo más recomendable son los pendientes de oro para bebé, concretamente los de 18k, ya que la pureza que ofrecen estas piezas es ideal para evitar alergias.

Tamaño de los pendientes

El tamaño de los pendientes de bebé también es algo a tener en cuenta. Es por eso que ya existen un tipo especial de pendientes para la primera puesta que tienen en cuenta el material y el tamaño, siendo estos de un tamaño acorde al del bebé.

Por lo tanto, para que sean de un tamaño acorde se debe tener en cuenta el rostro y el tamaño de las orejas en el recién nacido.

La forma de los pendientes también debe tener unas características especiales, deben ser cómodos, ya que van a pasar mucho tiempo con ellos puestos.

Por lo tanto, los pendientes de bebé con perlas o de forma redonda son opciones muy a tener en cuenta a la hora de dar este paso.

Cuidados del bebé tras su primera puesta

Tanto el bebé como los pendientes deben ser tratados con especial mimo tras su primera puesta. Lavar bien las orejas y tener cuidado con los pendientes, los cuales puedes lavar con un poco de alcohol a la hora del baño son una buena opción.

Tipo de cierre para pendientes de bebé

Algo importante a tener en cuenta es el tipo de cierre de los pendientes de bebé. El tipo de cierre debe ser de rosca, de ese modo no se les clavará en las orejas al dormir o hacerse daño. 

No obstante es importante revisar dichos cerramientos ya que al ser de rosca se pueden aflojar y desprenderse.