At. cliente 933.220.154 / 09:00-18:00h
Portada » Blog » Diseño de joyas » Tendencias en joyas de oro: ¿Blanco, amarillo o rosa?

Tendencias en joyas de oro: ¿Blanco, amarillo o rosa?

Las joyas de oro son un básico en todo joyero de mujer. El oro es el material más clásico con el que desde hace siglos se crean joyas como pulseras, colgantes o pendientes.

Aunque la tradición siempre ha sido muy afín al oro amarillo, actualmente se están imponiendo otros colores como el blanco o el rosa, más modernos y atrevidos.

A continuación te contamos cuáles son las tendencias que verás en todas partes:

Oro rosa: Para las más atrevidas

El oro rosa está siendo toda una revolución en joyería. Aunque ya lo conocíamos desde hace unos años, es ahora cuando más se está notando el tirón que tiene y cada vez se piden más joyas hechas con este tipo de oro.

El oro rosa se forma a partir de la mezcla del oro con el cobre, que da como resultado esta tonalidad más rosácea. Sin duda, es la tendencia que más está triunfando sobre todo en el público más juvenil. Al ser un tipo de oro muy rosado da una sensación muy femenina, elegante y a la vez atrevida de las joyas.

Seguro que ya la has empezado a ver tanto en collares, anillos y pulseras, que combinadas con piedras y gemas como rubíes queda espectacular. En Bernat Rubí puedes encontrar todo tipo de joyas hechas con oro amarillo, ¡Las puedes ver aquí!

Oro blanco: Un valor seguro para tu día a día

El oro blanco puede ser la manera más elegante de llevar una joya hecha con oro. Este color tan característico se forma al unir el oro con la plata o el paladio, formando este oro blanco.

Suele ser la opción preferida por las novias para su anillo de pedida, porque queda perfecto unido a una piedra preciosa como puede ser un diamante o un zafiro. El color blanco del oro hace que resalte aún más esta piedra y sea mucho más vistosa y luminosa.

Oro amarillo: El clásico para acertar seguro

El oro amarillo siempre ha sido la opción más valorada y deseada en joyería desde hace muchísimos años. Es la opción más clásica de llevar una joya de oro, ya que el color amarillo era mucho más solicitado anteriormente que ahora.

Aunque esta opción hoy en día está más de capa caída porque triunfan las tonalidades de diversos colores como el oro rosa que hemos comentado antes o el oro rojo. Seguramente en tu familia haya varias piezas de joyería de oro amarillo como puede ser una pulsera, un anillo, un collar o incluso una alianza de bodas.

Pese a todo, las joyas hechas con oro amarillo siempre son un acierto. Se trata de las piezas con mayor grado de pureza de oro, ya que no está mezclado con ningún otro material para darle otro color. Así que si estás buscando una joya de oro de 18 quilates, en Bernat Rubí te daremos la certeza de que se trata de este tipo de oro de calidad.

preloader